Los habitantes de Hawái recibieron el sábado por error una alerta advirtiendo de un ataque inminente con un misil balístico, después de que un empleado de la agencia estatal de gestión de emergencias pulsó el “botón equivocado”, afirmó el gobernador.

Funcionarios estatales y el Comando del Pacífico del Ejército estadounidense confirmaron la ausencia de amenazas. La alerta equivocada, que causó pánico entre muchos hawaianos que buscaron refugio como pudieron, decía: “ALERTA DE EMERGENCIA POR AMENAZA DE MISIL BALÍSTICO EN CAMINO A HAWÁI. BUSQUEN REFUGIO INMEDIATO. ESTO NO ES UN ENSAYO”.

El gobernador David Ige, que se disculpó por el fallo, dijo en declaraciones televisadas que la alerta fue enviada durante un cambio de turno de los empleados de la Agencia de Gestión de Emergencias de Hawai. Vern Miyagi, administrador de la agencia, lo calificó como un “error humano”.

“Se trató de un procedimiento que ocurre durante el cambio de turno y que se realiza para asegurarse de que el sistema funciona. Y un empleado pulsó el botón equivocado”, señaló el gobernador demócrata, agregando que estos relevos ocurren tres veces al día durante todas las jornadas del año.

La advertencia, que fue enviada a los teléfonos móviles y transmitida por televisión y radio, ocurrió en medio de un aumento de la tensión internacional sobre el desarrollo por parte de Corea del Norte de armas nucleares balísticas.

“Me despertó la alerta, como a todas las personas en el estado de Hawái. Fue desafortunado y lamentable. Veremos cómo podemos mejorar los procedimientos para que no vuelva a ocurrir otra vez”, agregó Ige.

Miyagi señaló que “se trató de un error inadvertido. El cambio de turno involucra a tres personas. Deberían haberse dado cuenta (…) No debería haber ocurrido”.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), que tiene jurisdicción sobre el sistema de alerta de emergencias, anunció una investigación completa. Esta misma semana, el presidente de la FCC, Ajit Pai, dijo que la agencia votará en su reunión de enero para mejorar la efectividad de las alertas de emergencia inalámbricas, en vigor desde 2012.


Source: Financiero