Para cisgénero, transgénero, pejechairos, etcétera…

México.- La contratación de un payaso para animar una fiesta infantil es una de las tradiciones más viejas de nuestro país. Dentro de su rutina está el organizar concursos que siempre dividen a los géneros y los colocan en una competencia a muerte por la supremacía de los aplausos. 

Por suerte, la policía de la buena moral y lo políticamente correcto ha entrado en acción para mejorar este tipo de disyuntivas, por lo que a partir de este mes, la COPRED sancionará a los payasos que no incluyan a todos los tipos de género en sus peticiones de gritos.

“Honestamente es muy larga la lista de todo lo que tenemos que incluir. El otro día, en una fiesta, nos pidieron que también incluyéramos a los perrhijos de las doñitas que estaban ahí. Pero bueno, todo sea por no hacer enojar a la COPRED“, dijo el payaso de fiesta mientras detrás de él se encontraba un agente de la institución a cargo del buen decir.

Varios payasos fueron ya sancionados por no incluir una lista que asciende ya a 78 tipos de personas que desean ser incluidas. Al respecto, los niños confesaron que la fiesta, ya de por sí aburrida y ñoña por tener que interrumpir el pastel para el acto del payaso, piensan que esta implementación es popo.

 


Source: DEFORMA