¡Alabado sea el señor!

La rosa de Alá.- Los caminos de Dios son misteriosos, sea cual sea el ser supremo en el que creas, y es que la espiritualidad del hombre es tal vez lo único con lo que podamos llegar a comprender no sólo la mecánica de la vida, sino su sentido ulterior, sus rasgos primigenios para responder a la enorme pregunta que generaciones de hombres se han intentado responder: ¿Por qué estamos aquí?

Prueba de que sus motivos pueden escapara ante la nublada visión del humano es el caso de un hombre marroquí (fan de Alá) el cual experimentó uno de los milagros de la ciencia médica más asombrosos de los últimos 2018 años.

Tal como María, la virgen (jajaja) fue engendrada por Dios padre para que diera a luz a su hijo Chucho, este hombre fue bendecido, como Abraham y Sara, no sólo con uno sino con nueve milagros.

Según reporta el diario marroquí Al Massae, un hombre de 35 años, quien se desempeña como profesor en la ciudad de Rabat, fue advertido recientemente por su urólogo que padece de infertilidad, lo anterior luego de que se fuera a examinar una mancha testicular que lo ha acompañado desde muy joven.

Sin embargo esto no podía ser posible pues el hombre y su amada esposa tenían nueve retoños a los cuales el hombre cuidó y protegió desde siempre. Sólo había una explicación lógica: Dios.

Aunque esto no le impidió demandar a su mujer por adulterio y pedir la anulación de la tutela de los vástagos.

No cabe duda que los caminos de Dios son todo un misterio.

ALV (alabada la virgencita)


Source: DEFORMA