Los precios del petróleo caen más de 1 por ciento en ambos lados del Atlántico, presionados por un aumento en la actividad de producción de Estados Unidos y ante los indicios de que los ataques con misiles contra Siria de este fin de semana por parte de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido podrían ser un evento aislado.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron 105 misiles el sábado contra lo que según dijeron eran instalaciones de armas químicas de Siria, en respuesta por un supuesto ataque con gases venenosos perpetrado por el gobierno del presidente Bashar Al-Assad el 7 de abril.

Las tensiones entre Arabia Saudita y los rebeldes respaldados por Irán en Yemen también se sumaron a las preocupaciones del mercado.

Los futuros del petróleo del West Texas Intermediate de Nueva York para entrega en mayo caen 1.16 por ciento a 66.59 dólares a las 8:50 horas del Centro de México.

El contrato registró la semana pasada su cota más alta desde diciembre de 2014 de 67.76 dólares.

Por su parte, los futuros del petróleo Brent de referencia en Londres bajan 1.02 por ciento, para cotizarse en 71.84 dólares por barril.

Ambos contratos registraron en la semana del 9 al 13 de abril su mayor alza porcentual semanal desde finales de julio del año pasado, subiendo el WTI un 8.6 por ciento, mientras que el Brent registró un avance de 8.2 por ciento.

Aunque Siria no es un productor de petróleo importante, la región de Medio Oriente en conjunto es el mayor exportador de crudo del mundo y las tensiones en la región tienden a poner en vilo a los mercados petroleros.

Mientras, un aumento de la actividad perforadora de Estados Unidos para la nueva producción también ha lastrado los precios.

El total de yacimientos activos de Estados Unidos ha aumentado en siete la semana que concluía el pasado 13 de abril, hasta un total de 815, según el informe de este viernes de la empresa de servicios energéticos Baker Hughes de General Electric.

Esta es la cifra más alta registrada desde marzo de 2015, alimentando las preocupaciones suscitadas en torno al aumento de producción de Estados Unidos.

Aun así, la creciente producción estadounidense sigue pesando sobre el ánimo de los inversores incluso cuando la Agencia Internacional de Energía dice que la Organización de Países Exportadores de Petróleo está cerca de alcanzar su objetivo de eliminar un exceso mundial de crudo.

Con información de Reuters y Notimex.


Source: Financiero