La cadena de cafeterías está envuelta en un escándalo luego de que se viralizara, en redes sociales, un video en el que dos hombres negros son detenidos en uno de los locales de esta empresa en Filadelfia, Estados Unidos.

“Llamaron a la policía porque estos hombres no habían ordenado nada. Estaban esperando a que llegara un amigo, quien llegó mientras a ellos se los llevaban esposados por nada”, describió Melissa DePino, quien publicó el video el jueves pasado.

En la grabación se puede ver a hombre diciéndole a un policía que se había quedado de ver con esos dos hombres en el lugar y preguntando qué hicieron para que la policía estuviera ahí.

“What did they do”, indica el hombre sorprendido, mientras los policías arrestan a los dos hombres.

“Ellos no hicieron nada”, se escucha decir a otra persona que no aparece en el video.

https://platform.twitter.com/widgets.js

El comisionado de la policía de Filadelfia, Richard Ross, indicó en un Facebook Live que los empleados de ese Starbuck llamaron a emergencias porque hacer una denuncia por allanamiento.

“Los dos hombres preguntaron si podían usar el baño, pero las políticas de la compañía son que sólo los clientes pueden usar el baño y les pidieron a los hombres que se marcharan, pero ellos se negaron”, dijo Ross.

Los hombres fueron arrestados “sin incidentes”, después fueron llevados a la estación de policía y luego liberados porque Starbucks no presentó cargos.

Este sábado, el CEO de Starbucks, Kevin Johnson, indicó en una carta publicada en el sitio oficial de la compañía, que se reunirá con estos dos hombres para ofrecer una disculpa cara a cara.

“Expresamos nuestras más sinceras disculpas a los dos hombres que fueron arrestados”, indicó la compañía.

“Starbucks se opone firmemente a la discriminación o la discriminación racial”, agregó.

La firma planea investigar los hechos y realizar los cambios necesarios en sus políticas para evitar que vuelva a suceder, además de que trabajará con expertos externos y líderes comunitarios para comprender y adoptar las mejores prácticas.

“Crear un ambiente que sea seguro y acogedor para todos es primordial para cada tienda. Lamentablemente, nuestras prácticas y capacitación (del personal) condujeron a un mal resultado; el motivo de la llamada a la policía de Filadelfia fue incorrecta”, señaló.

“Nuestro gerente de la tienda nunca tuvo la intención de arrestar a estos hombres y esto nunca debió haber escalado como lo hizo”, agregó.

https://platform.twitter.com/widgets.js


Source: Financiero