Ya fueron a la ONU para reclamar su derecho

México.- El gobierno de la CDMX dio a conocer en su página oficial de internet, un comunicado donde lamenta la creciente escasez de camisas de leñador para “personas que se creen cagadas por Dios, la última coca en el desierto, diferentes inigualables e irrepetibles, ay cómo me cagan“, comentó al vocero de nuestra hermosa ciudad.

Al respecto, miles de mujeres de entre 15 y 35 años, identificadas como soñadoras, artísticas, con una preocupación seria del medio ambiente y su salud mental, se pronunciaron con el corazón roto, pues esta prenda mostraba al mundo “soy casual pero formal, soy creativa y me gusta tomar café en día de lluvia”.

“Increíble la cantidad de amenazas de muerte que han recibido los dirigentes de Zara, Bershka y el resto de las tiendas de ropa para mujeres jóvenes, pues estas extremistas afirman que es un complot del patriarcado en su contra, por lo que hemos tenido que cerrar por miedo a un atentado“, afirmó el líder del Comité de Plazas Comerciales de México.

En promedio, cada 7 segundos una mujer mexicana encuentra este tipo de camisas y admira la forma en que le queda, por lo que decide que esa será su “nueva yo”. Gracias a estos números, es que la fábrica de camisas de leñador en Canadá se ha quedado corto en producción, porque no puede con dicha demanda ya que son 7 sabias ancianas las que controlan esta industria.


Source: DEFORMA