Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) no coincidieron en sus planteamientos en torno a la designación del fiscal general, durante la participación del tabasqueño en el foro Diálogos: Manifiesto México.

“Si, nosotros queremos que se mantenga el Artículo 102 para la elección del fiscal, que el presidente presente una terna. (Queremos) que el fiscal sea una gente íntegra. Un abogado de inobjetable honestidad porque lo principal de nuestro programa (..) es acabar con la corrupción”, afirmó este jueves el abanderado de Morena.

López Obrador dijo que, en caso de llegar a la Presidencia, no modificará el Artículo 102 constitucional, y será él quien presente la terna para que el Congreso de la Unión decida quién será el primer representante de la Fiscalía General de la República.

Por su parte, la Coparmex externó su preocupación porque el fiscal cuente con autonomía, para esto el Artículo 102 debería ser modificado para que su elección no quede en manos del Jefe del Ejecutivo, sino que sea seleccionado por asociaciones de la sociedad civil.

A pesar del disenso en lo que la designación del fiscal refiere, Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, reconoció la apertura al diálogo tanto del candidato a la Presidencia como de su equipo de campaña.

López Obrador insistió en que apoyará el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) si se realiza con capital privado, aunque reiteró que la construcción de dos pistas en la base militar de Santa Lucía, en el Estado de México representa un costo menor para resolver la saturación del aeropuerto Benito Juárez.

En cuanto a la reforma educativa, el presidenciable indicó que los profesores no se oponen a la evaluación, sino a su eventual despido. Asimismo, externó que es necesario garantizar el acceso a la educación antes que buscar la calidad.

“Claro que se debe buscar la calidad, pero primero se debe dar la oportunidad de estudiar en eso no hemos avanzado. Se ha llegado al absurdo de rechazar a los jóvenes que quieren estudiar bajo la excusa de la calidad”, dijo el presidenciable.

Si bien el tema de las pensiones es relevante con el bajo porcentaje de las aportaciones para el fondo de retiro, Andrés Manuel López Obrador no buscaría una reforma inmediata para elevar las aportaciones, dijo que una vez en la presidencia lo analizará a fondo para hacer una propuesta seria, “pero primero el gobierno dará el ejemplo de apretarse el cinturón”.

“Vamos hacer un análisis profundo para sacar una propuesta seria. Lo que sí les digo es que vamos a cuidar que no se evaporen las pensiones, que no haya quebranto en su manejo y si es necesario, hablar con todas las partes, pero teniendo todos los elementos y luego que el gobierno dé el ejemplo de apretarse el cinturón. Que dé muestra de un gobierno honesto, con autoridad moral para tener autoridad política”, indicó.

El candidato de la coalición ‘Juntos haremos historia’, reconoció la importancia del bajo nivel de las aportaciones, -del 6.5 por ciento del salario base de cotización del trabajador y entre gobierno, patrón y trabajador- pero descartó tomar acciones inmediatas para elevarlas.

En cambio, les dijo a los empresarios que trabajará en reducir la informalidad con el fin de ampliar el padrón de contribuyentes”que paguen impuestos los que no pagan”, señaló.

También advirtió que en su administración no habrá alza de impuestos, ni se crearan otros nuevos.

Sobre su política social, dijo que habría un giro en la Secretaria de Desarrollo Social “para que no sólo dé frijol con gorgojo”, y hablo de eliminar programas de apoyo que son “clientelares”.

Estuvo de acuerdo con la Coparmex en el Manifiesto México en conformar un Padrón Único de Beneficiarios para que haya transparencia en los recursos.

“Vamos a buscar que sean pocos los programas, los vamos a transparentar para que no se usen con fines electorales”, señaló.

Con información de Leticia Hernández Morón.


Source: Financiero