Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’, candidato independiente a la Presidencia, señaló este jueves que una manera de terminar con la informalidad es disminuir la carga fiscal, señaló que muchas personas no quieren entrar a la formalidad por el alto pago de impuestos.

“Reducir la carga fiscal y llevarlos a la formalidad en mucho de los casos, pero la gente que está en la informalidad no se quiere formalizar porque tiene la misma carga fiscal que el resto, hay una desigualdad en este caso, aquí sí tendríamos que ver quién puede ir a la formalidad y quién no debe ir para generarle condiciones de empleo”, dijo este jueves en el foro Diálogos: Manifiesto México.

Durante el primer trimestre del año, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) reveló que la tasa de informalidad laboral se ubicó en 56.8 por ciento de la población con 15 años o más.

Los niveles de desempleo en el país registraron su menor nivel desde que Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) comenzó a publicar trimestralmente las cifras de la población desocupada a través de la ENOE, en 2005.

Rodríguez Calderón comentó que lograr que la gente tenga mejor calidad de vida, facilitaría la aportación de impuestos.

“Pero que una persona vaya al empleo formal no es para que pague impuestos, sino para que tenga un mejor nivel de vida, y a partir de eso, pagará impuestos. No soy todólogo pero sí puedo escuchar planteamientos para tomar las mejores decisiones”, agregó ‘El Bronco’.

En el foro organizado por la Coparmex, el gobernador con licencia de Nuevo León, reiteró sus propuestas de reducir el ISR, IVA y regresar el poder a los maestros.

En el tema de seguridad insistió en “mochar las manos a los servidores públicos que roben”. Ante ello fue cuestionado que si el sistema de justicia mexicano está preparado para llevarla a cabo.

“Tenemos que atrevernos, estemos o no preparados. El mexicano necesita atreverse y tener un líder que se atreva. Tres madres en Jalisco lloran a sus hijos, ni huesitos les dejaron y nos estamos preocupando por una mano (…) No soy carnicero, no me gusta la idea, pero me gusta cómo la sociedad la está adoptando”.


Source: Financiero