El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo este jueves que Europa intentará proteger a sus empresas que hacen negocios con Irán de las sanciones de Estados Unidos, reinstauradas por el programa nuclear de Teherán, pero mencionó que firmas grandes como Total tomarán sus propias decisiones.

Las palabras de Macron se conocen después de que la mayor firma de transporte marítimo de mercancías a nivel mundial, A.P. Moller-Maersk, anunció que abandonaría Irán, siguiendo lo dicho por la petrolera Total.

Esto ha afectado los esfuerzos de la UE por salvar el acuerdo nuclear con Teherán y proteger a las compañías europeas que hacen negocios con la república islámica.

“Las compañías internacionales con intereses en muchos países toman sus propias decisiones según sus propios intereses. Deberían seguir teniendo esta libertad”, explicó Macron antes de iniciar un segundo día de conversaciones con los líderes de la UE en la capital de Bulgaria.

“Pero lo que importa es que las empresas, especialmente las medianas que son quizá las menos expuestas a otros mercados (…) puedan tomar esta decisión libremente”, agregó.

La UE quiere salvaguardar el acuerdo nuclear con Irán, que ofrece a la república islámica un alivio de las sanciones económicas a cambio de restricciones en su programa nuclear y que es visto por Europa como un elemento importante de seguridad internacional.

Sin embargo, los funcionarios de la UE afirman que proteger a las empresas europeas de las sanciones de Estados Unidos no es fácil y que le llevará tiempo trazar una mezcla compleja de medidas nacionales y del bloque.

Ignorando el apoyo europeo al pacto nuclear, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó el acuerdo como “el peor de la historia” y anunció el 8 de mayo el retiro de su país del pacto.


Source: Financiero