Desde el sexenio de Ávila Camacho hasta la fecha, el periodo electoral tiene impacto en el gasto público. Y es que cada vez que hay elecciones en México, el crecimiento de la economía en el último año del gobierno saliente es mayor, mientras que en el primer año de la siguiente administración es menor; este comportamiento se explica porque se activan mecanismos vinculados al gasto público a fin de influir en el ánimo de los votantes.

Cesáreo Gámez, catedrático de la facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), explicó que el gobierno saliente incentiva el gasto público al destinar mayores recursos económicos a obra pública e infraestructura lo que ocasiona que la economía crezca a mayor ritmo que en los años previos.

Sin embargo, se observa que en el primer año de la administración federal entrante el gasto público se contrae influyendo en un menor crecimiento de la actividad económica.

El profesor ha estudiado el vínculo entre los ciclos económicos y las elecciones, dándole seguimiento al comportamiento de variables como el gasto público, el tipo de cambio y la actividad económica en el último año del sexenio saliente y el primero del siguiente gobierno.

“Este exceso en el gasto público en el último año del sexenio influye para que se dé después una contracción en el primer año del gobierno entrante. Estas expansiones y contracciones en el gasto público se transmiten al resto de la economía a través de un efecto multiplicador”.

Por lo que Gámez decidió escribir un libro titulado: “La sucesión presidencial y la economía mexicana”, donde documenta con datos lo que ha significado el factor político y su influencia en el desempeño de la economía.

El catedrático hace un repaso de los conceptos más importantes de la teoría del ciclo político económico desde la aparición del trabajo de William D. Nordhaus en el Review of Economic Studies a mitad de la década de los setentas.

Mencionó que a pesar de que no hay datos todavía sobre el gasto público en el último año de Enrique Peña Nieto, en lo que va de este año se observa un incremento de un 10 por ciento.


Source: Financiero