Cuando fue jefe de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador otorgó al ingeniero José María Riobóo -propietario de la compañía Riobóo S.A. de C.V.-, en adjudicación directa, siete de las principales obras emblemáticas de su administración, entre 2002 y 2005.

Entre ellas destacan el Proyecto Ejecutivo para el Segundo Piso de Periférico (2005); Puente Vehicular de San Antonio (2002-2005); Puente Vehicular Boutirini (2002-2005); Puente Vehicular Fray Servando (2002-2005); Avenida del Taller (2002-20059: Deprimido Avenida del Rosal (2002-2005); y Primera Etapa de la Ciclovía (2002-2005).

Estas obras están acordadas en cuatro grandes contratos por un monto total de 197 millones 814 mil 119.50 pesos, según reveló el panista Gustavo Madero en su cuenta de Twitter. Sin embargo, precisó que se registra un “ajuste” a la baja por 25 millones 993 mil 428 pesos, para quedar el monto total en 171 millones 820 mil 691 pesos.

Durante el tercer y último debate de los candidatos presidenciales, el abanderado de la coalición ‘Por México al Frente’, Ricardo Anaya Cortés, le dijo al candidato de Morena: “Cuando fuiste Jefe de Gobierno se le otorgaron contratos por adjudicación directa por 170 millones de pesos. ¿Si te muestro los contratos renuncias a la candidatura?”.

López Obrador apenas negó la información y sólo dijo: “No, no, no; no tiene sentido lo que planteas. Yo no soy corrupto”.

Sin embargo, a través del llamado Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal (FIMEVIC), y con “Número de licitación de tipo adjudicación directa” ADJ FIMEVIC-001/200, en el año 2002 el entonces gobierno capitalino firmó el contrato número OB/001//2002 FIMEVIC, por la cantidad de 187 millones 916 mil 900 pesos.

De acuerdo con la información de Gustavo Madero, este contrato es en el que se hace el “ajuste” a la baja de 25 millones 993 mil 428 pesos.

Con el mismo tipo de adjudicación directa, y con el Número ADJ/FIMEVIC-SER/AD-10/2005, para octubre del año 2005 se firmó otro contrato, con el número FIMEVIC-SER/037/2005, por un monto de ocho millones 028 mil 924 pesos.

En noviembre también del 2005, se registra otro contrato por 934 mil 461 pesos, con el Número FIMEVIC-SER/038/2005; y en 2004 reporta otra adjudicación directa, por 933 mil 833 pesos, con el Número de Contrato FIMEVIC-SER/003/2004.

Sobre el tema, el coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza, acusó que “Andrés Manuel López Obrador mintió a todos los mexicanos, diciendo que no había asignado de forma directa estos contratos”.

Denunció también que “el empresario favorito de Andrés Manuel, José Manuel Rioboó, fue el que perdió la licitación para la construcción del aeropuerto y, como está acostumbrado a adjudicaciones directas por Andrés Manuel, es por eso que Andrés Manuel descalifica hoy el proceso de licitación y quiere cancelar la construcción del mismo”.

Esto “acredita, una vez más, a un Andrés Manuel incongruente, que tiene empresarios favoritos que le da recursos para sus campañas”, sostuvo.


Source: Financiero